BM/Argentina: Proyectos de vivienda y transformación urbana
10 de Abril de 2017 a las 23:29


Washington, 27 de febrero de 2017 – Más de 110.000 personas en Argentina se beneficiarán del acceso a viviendas económicas y de la transformación de barriadas urbanas gracias a dos nuevos proyectos aprobados hoy por el Directorio Ejecutivo del Banco Mundial. Con un US$400 millones, los dos proyectos apuntan a mejorar los servicios básicos en barrios urbanos desfavorecidos y mejorar el acceso a la vivienda formal en todo el país.

“Nuestro gobierno ha fijado desafíos claros en torno al acceso a la vivienda de calidad y el mejoramiento de hábitat.  Tal como nos instruyó el Presidente, el objetivo es que, al finalizar su mandato, el 100 por ciento de los argentinos tenga agua potable y, al menor 75 por ciento, acceso a las cloacas”, dijo Rogelio Frigerio, Ministro de Interior, Obras Pública y Vivienda de Argentina.

A nivel nacional, el Proyecto Integral de Hábitat y Vivienda mejorará el acceso a la vivienda formal a través del primer programa nacional de subsidio a la vivienda del gobierno (Línea Solución Casa Propia). Simultáneamente, buscará mejorar las condiciones de vida en asentamientos informales a través de mejor infraestructura, servicios públicos y programas sociales. El proyecto comenzará a ser implementado en cinco grandes áreas metropolitanas (Gran San Miguel de Tucumán, Gran Córdoba, Gran Mendoza, San Salvador de Jujuy - Palpalá y Mar del Plata-Batán). Alrededor de 3000 hogares se beneficiarán de acceso a la vivienda, mientras que unos 18.000 hogares también se beneficiarán de mejores condiciones de vida como resultado de inversiones en infraestructura.

El proyecto Transformación Urbana en el Área Metropolitana Buenos Aires de US$200 millones mejorará las condiciones habitacionales y el acceso a servicios básicos e infraestructura en barrios desfavorecidos del Área Metropolitana Buenos Aires. Mediante un préstamo de US$170 millones, el proyecto brindará apoyo a los esfuerzos de la Ciudad de Buenos Aires por transformar las condiciones de vida en el mayor asentamiento informal de la ciudad, la “Villa 31”, ubicada a corta distancia del centro de Buenos Aires. Las mejoras a financiarse incluyen calles pavimentadas, agua, sistemas de alcantarillado y drenaje, una nueva red de electricidad, iluminación pública, nuevos espacios públicos, la construcción de nuevas unidades habitacionales en un predio adyacente, y le reubicación de las familias que actualmente viven bajo una sección de la Autopista Illia que atraviesa el barrio.

 

"En Buenos Aires tenemos el sueño de que todos, vivamos donde vivamos, tengamos oportunidades de crecer, desarrollarnos y progresar, con más educación, acceso a la salud y trabajo. Ese sueño ya está en marcha en el Barrio 31", dijo Horacio Rodríguez Larreta, Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

A través de un préstamo de US$30 millones para la Provincia de Buenos Aires, el proyecto también respaldará mejoras del hábitat en barrios desfavorecidos del Gran Buenos Aires. Asimismo, también ayudará a fortalecer la capacidad institucional para la gestión urbana a nivel metropolitano.

En Argentina, alrededor del 18 por ciento de la población vive en asentamientos informales, o “villas/asentamientos urbanos”; el 24 por ciento de los mismos tienen menos de 10 años de existencia. En 2010, uno de cada cuatro hogares en estas áreas carecía de agua corriente, mientras que uno de cada dos carecía tanto de agua como saneamiento.

“Transformar los asentamientos urbanos informales en barrios florecientes llegará al núcleo de pobreza en muchas ciudades argentinas, estableciendo las bases para el crecimiento y oportunidades para miles de personas”, dijo Jesko Hentschel, Director del Banco Mundial para Argentina, Paraguay y Uruguay. “La mejora de las condiciones de vida puede ayudar a romper el círculo vicioso de pobreza y desigualdad”.

 

Los dos proyectos del Banco Mundial respaldan el nuevo Plan Nacional Urbano y de Hábitat que apunta a mejorar las condiciones de vida en 280 asentamientos informales, abordando asimismo las causas subyacentes —como la falta de acceso al financiamiento— que han derivado en el rápido crecimiento de estos asentamientos en la última década.

El Proyecto Integral de Hábitat y Vivienda será financiado por un préstamo de margen variable de US$200 millones, con un vencimiento a 32,5 años y un período de gracia de siete años. El proyecto Transformación Urbana en el Área Metropolitana Buenos Aires será financiado por un préstamo de margen fijo de US$170 millones para la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, con un vencimiento de 29 años y un período de gracia de seis; y un préstamo de margen variable de US$30 millones para la Provincia de Buenos Aires, con un vencimiento de 28 años y un período de gracia de cuatro.

 

Fuente : Banco Mundial